Ir al contenido principal

Entradas

Deuda

Me he dado cuenta de que hasta hace bien poquito tenía la sensación de que el mundo, el universo, me debía algo por el hecho de existir. Cosas que habría de reclamar día tras día, o incluso de pedir como quien reza para obtener algo. Que tenga éxito, que se cumplan mis deseos... No deja de ser esta una mentalidad de pobre, de aquel que no tiene nada que dar.

Es, como digo, solo desde hace muy poco que percibo las cosas justamente al revés, que la deuda es enteramente nuestra, que el hecho de existir nos otorga la riqueza de la experiencia y de todo lo que podemos obtener con ella en la vida. Es esta una mentalidad de rico, que hace mucho mas fácil ser generosos con la vida y con todos los demás, se lo debemos todo. Gracias a la vida, como cantaba Violeta Parra.

Canción de Salé Ö a Milarepa.

"La naturaleza transitoria de la vida es como el rocío en la hierba
La impermanencia de los amigos es como conocer a viajeros en la carretera
Lo efímero de la riqueza es como la miel de las abejas
El propio país de uno es como una prisión que te ata en convencionalidad."

Canción de Salé Ö a su maestro, Milarepa.

Visión correcta

En el camino octuple del Budismo el primer punto es: visión correcta. Pero también podría ser "vista correcta" *

Esta corrección no está determinada en funcion de una forma "incorrecta"; no hay censura alguna. Visión correcta refiere a un cierto morar en el umbral, no en lo visto ni tampoco en lo que ve. Implica un cierto compromiso y voluntad de relacionarnos con cualquier situación en la que nos encontremos.


* Escribí sobre la idea de "vista" en: http://www.davidgarciacasado.net/the-view-la-vista/

Realismo

Ser realista no significa únicamente que nos ceñimos a una visión descarnada y cruda de la realidad. Toda representación de la realidad no deja de ser subjetiva.

Ser realista conlleva más bien una voluntad de identificar cuando nos estamos engañando a nosotros mismos para ver la realidad de una cierta manera que nos conviene.

Espiritualidad

La espiritualidad es una cualidad que nos conecta con los espíritus que nos rodean, las personas y los seres sintientes. Es una forma de ser conscientes de la relación que nos conecta con ellos y de cómo juntos construimos unas condiciones de vida y convivencia en el medioambiente que compartimos. Esto es espiritualidad.

Espirtualidad no es mantener relaciones privadas con dioses imaginarios. Eso es tan solo ego, o como diagnosticó Chogyam Trungpa: materialismo espiritual.

Accesibilidad

Hay alimentos simples, accessibles a todo el mundo y que todo el mundo puede disfrutar, como el pan recién hecho. Pero también existe la alta cocina cuyo disfrute requiere de cierta educación del paladar, tal vez. Eso no quiere decir que el pan sea para personas simples, o que la alta cocina sea elitista, o que no se pueda disfrutar de ambas opciones.

Del mismo modo el arte, la escritura, la música etc. pueden tener variantes muy simples, que todo el mundo pueda disfrutar, y otras más elaboradas para quienes hayan decidido profundizar más en alguna disciplina. En ningun caso se puede decir que una opción sea mejor que la otra por el mero hecho de ser más o menos accesibles para el público.

Interdependencia II

No podemos conocer cual es el alcance de todas nuestras acciones. Una acción nuestra puede tener consecuencias imprevisibles para una persona a la que ni si quiera conocemos. Lo mismo sucede en sentido inverso, una acción de alguien al que no conocemos puede llegar a afectarnos. Con toda seguridad está sucediendo en este momento.

A un nivel ético es dificil en ocasiones saber cuáles de nuestras acciones o hábitos repercuten en otros seres a los que ni conocemos ni podemos determinar con precisión cómo estamos afectando sus vidas. Es importante estar alerta y ser muy sensibles a la posibilidad de daño de nuestras acciones y reconocer la interdependencia entre todos los seres y también con respecto a nuestro entorno común.